lunes, 15 de septiembre de 2014

¿POR QUÉ DELINCUENCIA TAN MAQUIAVÉLICA Y BRUTAL?
La triste realidad que se está viviendo en Sevilla, así como la fulminante sentencia de cadena perpetua dictada por el jurado popular de la Audiencia Provincial de Sankt Polten (al oeste de Viena) contra Josef Fritzl ("El carcelero de Amstetten"), culpable de esclavitud, incesto, violación, cohecho grave, omisión de socorro y privación de libertad, después de tener encerrada y estar violando a su hija durante 24 años..., ¿cómo se explica tanta y tan brutal crueldad? Pascual Duarte, comparado con los autores de estos dos acontecimientos, era un novicio aprendiz de delincuente. Hoy, pues, les cede el paso a estas dos noticias execrables. No voy a insitir en lo que está siendo el alimento espiritual en todas las TV. Tan sólo la exposición de unas cuantas ideas a propósito de los delincuentes. La delincuencia, traducida en brutal agresividad, ¿es genética o es agonística? Con otras palabras: ¿Se nace dotado para delinquir, o se aprende y actúa por ósmosis en el "arte" de saber pegar y matar, que (en su sentido dinámico, no físico) tanto pulula y premia esta Sociedad? Desde que el hombre fue arrojado o expulsado del Edén, según el relato bíblico, la delincuencia no ha dejado de estar presente en la historia. ¿A qué es debido? Son muchas la teorías que explican el porqué de la delincuencia. Intentaré agruparlas en cuatro o cinco escuelas. PRIMERA: TEORÍAS SOCIOLÓGICAS: Encabezadas por Emile Durkheim: Emile Durkheim afirma que la conducta delincuente es un respuesta "normal" en un contexto o ambiente malsano. El medio ambiente es el factor que desencadena conductas delictivas. Y, entonces, si queremos borrar la delincuencia y la criminalidad, antes tendremos que reformar el entorno. Esta teoría supone que el delincuente no lo es de manera innata, sino que aprende a serlo en el medio en que vive. Los delincuentes serían ciudadanos sanos que viven en una sociedad enferma. SEGUNDA. Teorías de la contestación: Afirman que la delincuencia es una postura contestataria que rechaza la moralidad de la mayoría. Hay un "subcultura de la delincuencia", afirma Albert Cohen. Y así se explica la existencia de individuos de clases inferiores que reaccionan rechazando la cultura y los valores de la clase media. Estaríamos, entonces ante un tipo de "Subcultura" que surge como antítesis de la cultura dominante, en forma de rebeldía y agresividad de los desheredados en oposición al "status quo" dominante. Los actos de agresión, robo, vandalismo; las pandillas, las bandas juveniles, son una forma o manera de rechazar a las autoridades que les han rechazado. Es el placer de molestar y dañar a las personas que representan a todo lo respetable. TERCERA: Teorías de la constitución física: Defendida por Sheldon dentro de su tipología somática, al afirmar que hay constituciones físicas más propensas que otras a la delincuencia, siendo la constitución somática la causa de la actividad delictiva. Sheldon, admite dentro de su tipología somática, tres grupos de personas: Endomórficas, mesomórficas y ectomórficas. Los endomórficos: Son pequeños, rechonchos, en los que predominan las vísceras de la digestión. El abdomen prevalece sobre el tórax. Los miembros son cortos. Tienden a la obesidad. Los mesomórficos: De tronco largo y musculoso. El volumen del tórax es superior al del abdomen. Son robustos. Los ectomórficos: Son delgados y flacos. Las piernas y brazos son alargados y delgados. Débil musculatura y hombros estrechos. Sheldon estudió durante un tiempo los rasgos típicos entre adolescentes de una institución para jóvenes inadaptados y delincuentes de Boston. Y pudo certificar que entre ellos predominaban los mesomórficos y ectomórficos. Un estudio psíquico reveló que los delincuentes mesomórficos eran más activos, más vitales y menos sumisos a la autoridad. Pero, entre los delincuentes, había un 14% que eran ectomórficos. Luego no parecía existir un determinismo tan rígido. CUARTA: Teorías behavioristas sobre rasgos criminales. H.J. Eysenck, creyó haber descubierto rasgos de conducta asociados con la delincuencia. Especialmente los rasgos físicos "mesomórficos". Y entre esos rasgos, el de la "extroversión". Los delincuentes tienen un temperamento extravertido. Entendiendo que... Un extravertido es un sujeto expansivo, impulsivo, no inhibido, amante de la aventura y la acción. Si los individuos extravertidos, además son inestables emocionales (tendencia neurótica), son propensos a delinquir con más frecuencia. Un introvertido, en cambio, es un sujeto retraído, inhibido, reservado, distante y previsor. Los introvertidos desconfían de los impulsos del momento. No les gustan las sensaciones fuertes. Prefieren la vida ordenada. QUINTA: Teorías psicoanalíticas: Si el "behaviorismo" (Eysenck) afirmaba los rasgos innatos como predisposiciones al comportamiento delictivo, el Psicoanálisis piensa que el carácter criminal se forma en la primera infancia. El delincuente posee un "super-ego" muy débil, pero consistente, poco capaz de refrenar ("anticatexias") las pulsaciones primitivas provenientes del "ello". Y así estamos ante sujetos caprichosos, amorales, incapaces de refrenar sus instintos o demorar su satisfación. Indivíduos que actúan "A su aire", sin importarle las consecuencias. ¿Influye en ellos la educación de sus padres? Ahí queda la pregunta, en el aire..., que dejo a su parecer. En la próxima comunicación, algo diremos sobre "Nuestro Sistema Penal": Detención y acción judicial, los Reformatorios; represión, prevención, educación... César R. Docampo

http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2009/03/19/-por-delincuencia-tan-maquivelica-y-brutal-/
2009-03-19T23:06:33Z
César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario