martes, 23 de septiembre de 2014

LA INCIPIENTE EDAD DE LA RAZÓN.


La Incipiente Edad de la Razón.
Ideas hacia una política del PORVENIR.
Teniendo en cuenta la "Impermanencia" del ser humano.
... ... ...
La Ilustración española alcanzó, en la Constitución de 1812, su refrendo. Pero, en 1823, Fernando VII le dió el tiro de gracia. Volvía a triunfar el "¡Vivan las cadenas!".
El tirano vuelve a invertir el trabajo de sus súbditos (como había dicho Marchena) en "forjar hierros para aprisionar a los hombres", que son sus mismos súbditos.
La Diosa Razón, por segunda vez, fue despeñada de su trono.
Algo así es lo que parece estar sucediendo en nuestra España de pandereta y de políticos, o parcialmente corruptos o desigualmente ineptos.
La Diosa Razón ha venido navegando por otros mares.
España (hasta ayer por la noche) estaba aturrullada. Y el señor Rajoy nos callaba hablándonos de una luz en el horizonte.
Hay mucho político agazapado a la sombra del PP y PSOE. Pareciera que en su vida no han sabido ser otra cosa desde su ignorancia.
Ignoran que, de tejas abajo, en esta vida nada es perpetuo.
Así que...,
¡Venga ya! ¡Váyanse para sus casas, y que vengan otras gentes!
Esto es lo que el pueblo español dijo ayer depositando su voto, cuyos resultados ustedes conocen igual o mejor que yo.
... ... ...
Y, para que lo escuchen los nuevos políticos europeos, el Presidente José Mújica opina sobre Europa y sus líderes.
-Europa tiene la pasión de "haber sido".
-La GENEROSIDAD es el mejor negocio.
... ... ...
El Presidente José Mújica aboga por el reparto de riqueza.
-"Yo soy socialista -dice-, pero no soy bobo".
... ... ...
Si ustedes me preguntaran qué virtudes sobresalen en el Presidente José Mújica, respondería: Unas cuantas que, por su capital importancia, podríamos resumir en tres: Ecuanimidad, Benevolencia y un sentido de la Impermanencia humana.
La Ecuanimidad que nos ayuda a no apegarnos a lo impermanente, manteniéndonos en serenidad, en esa esplendorosa igualdad de ánimo en todo momento o cualesquiera circunstancias. Es muy importante una disposición ecuánime en los políticos. El polítco ha de tener una mente preparada, firme y estable en el esfuerzo de ayudar y hacer bien a todos los ciudadanos: librándolos de la enfermedad y el dolor; ayudándolos a asegurar los progresos conseguidos, y manteniéndose imparciales hacia todos ellos.
Así se crea una sociedad del "bien-ser" y "bien-estar".
Entendiendo que ningún logro es perpetuo. Todo esplendor acaba (tarde o temprano) en ruina. La misma VIDA, sana, próspera y feliz, siempre acaba en la fosa, que es la muerte.
Cuando nos aferramos a nuestras posesiones, queremos que esos estados de felicidad, gozo o dominio sean permanentes. Pero la realidad no es así, y al no ser del modo que queremos, en medio del hermoso juego, encontramos el sufrimiento.
Porque...
Aunque temporalmente pudiera parecer así, la eventualidad de las pérdidas es capaz de robarnos el sueño.
Desde que el mundo es mundo, aun los más poderosos, los más ricos y fuertes, los más sabios y los más santos, todos acabaremos mordiendo el polvo. De ello habla nuestro Jorge Manrique en sus coplas, cuando dice:
"Estos reyes poderosos que vemos por escrituras ya pasadas,
con casos tristes, llorosos..., fueron sus buenas venturas trastornadas.
Así que no hay cosa fuerte que, a Papas, Emperadores y Prelados, así los trate la muerte, como a los pobres pastores de ganados".
El tema sobre la Danza de la Muerte, tantas veces ilustrada en el arte medieval.
Reflexiones que dedico a nuestros políticos que nos vais a representar en la "EUR-OPA" = La de "Ancha-Cara".
César R. Docampo










































http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2014/05/26/la-incipiente-edad-razon-/ 2014-05-26T14:02:27Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario