martes, 23 de septiembre de 2014

NADIE PUEDE COMPRENDER A DIOS...


NADIE PUEDE COMPRENDER A DIOS...
...SIN (antes) MORIR.
_________________
"Dios ha elegido las cosas débiles del mundo a fin de confundir a los fuertes; las cosas innobles, lo que no es nada, para destruir lo que es". (I Cor., I,26).
"Cuando soy débil, es cuando soy fuerte, porque la fuerza de Cristo obra en mí, la fuerza se cumple en la debilidad" (II Cor., XII, 10).
Dios le habla a los hombres sirviéndose de la ironía. Podemos citar un texto del primer libro de los Reyes donde se cuenta cómo Dios (el Señor de los Ejércitos celestiales), el que ha hecho el Cielo y la Tierra: las galaxias en expansión, los millares de soles, la energía de la tierra y el fuego, y las grandes fieras, y el Leviathán...,
Este Dios terrible...,
Se aparece al profeta Elías, ordenando: "Sal fuera y ponte en los montes ante Yavé. He aquí que Yavé va a pasar".
Y, entonces, hubo delante de Yavé un viento fuerte y poderoso que rompía los montes y quebraba las peñas. Pero no estaba Yavé en el viento.
Y, tras el viento, vino un terremoto. Pero no estaba Yavé en el terremoto. Tras el terremoto, vino un fuego. Y Yavé tampoco estaba en el fuego. Tras el fuego, vino un ligero y blando murmullo. Y cuando Elías oyó el murmullo, cubrióse el rostro con su manto (I Reyes, 19, 11-13).
Elías había reconocido al Señor. De aquí se deduce que la Sabiduría de Dios se divierte enseñando a los doctores por la boca de un niño (la misma tesis sugerida por Luis García Berlanga en su film "Los Jueves, milagro").
Dios-Padre hizo nacer al Verbo, coeterno con el Padre, de la manera más paradójica que se haya podido encontrar:
1.- Venciendo al Imperio Romano con un puñado de galileos ("barreduras del mundo"),
2.- Donando la inteligencia del Misterio del Mundo y el discernimiento de los corazones a un iletrado: El Santo Cura de Ars.
... ... ...
No sé por qué los moralistas nos hablan muy a menudo de Dios, pero ofreciéndonos (de Dios) una concepción demasiado estrecha y muy jurídica, a la medida de su sabiduría, olvidando un carácter esencial de la obra de Dios: su gratuidad, su lujo, su superabandancia y la belleza. Es una originalidad de los escritores bíblicos el ser a la vez apasionados de Dios y de la belleza del mundo.
Estos dos amores constituyen uno solo. Los escritores bíblicos son a la vez artistas y contemplativos.
Les invito a que, por unos momentos (50 minutos), seamos contemplativos.
JESÚS - La Historia Real-3. Los últimos días (según BBC) 50 minutos. ... ... ...
César R. Docampo


























http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2014/04/15/nadie-puede-comprender-dios-/ 2014-04-15T22:07:51Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario