martes, 23 de septiembre de 2014

"L' ANNÉE DERNIÈRE À MARIENBAD"...


"L' ANNÉE DERNIÈRE À MARIENBAD". ... "EL AÑO PASADO EN MARIENBAD", ese inmenso film dirigido por Alaín Resnais (fallecido hace 14 días), es tal vez la película más insólita de todo el cine francés. Muy en síntexis, he aquí su argumento: En un hotel-balneario un hombre le propone a una mujer que deje a su marido y se escape con él, intentando que ella recuerde que el año anterior habían sido amantes. VEAN SUS IMÁGENES: https://www.google.es/search?hl=es&site=imghp&tbm=isch&source=hp&biw=1366&bih=621&q=el+a%C3%B1o+pasado+en+marienbad&oq=El+a%C3%B1o+pasado&gs_l=img.1.0.0l2j0i24l8.2908.8194.0.11713.13.9.0.4.4.0.229.1103.2j6j1.9.0....0...1ac.1.37.img..1.12.1038.XXKX7eNN7W8 ... ... ... Alain Resnais juega con el espacio y con el tiempo, con los escenarios y con la música; ambos representan los distintos pensamientos de cada uno de los dos amantes. Todo ello reunido en un invisible orden, que trastoca al espectador. Estamos ante una película de culto, no apta para cualquier espectador. Sólamente para los más bohemios, porque o encanta o se aborrece. Y no hace falta decir que... El film posee una desconcertante realización, muy moderna para su tiempo. Su insólita elegancia corresponde al movimiento de la "Nouvelle Vague" de los 60, estilo que ya había experimentado Jean Luc Godard en su film "Al final de la escapada". Dicho todo la cual, pienso yo que, para valorar el cine de Alain Resnais, se necesitan dos cosas: Primera, "saber CONTEMPLAR". Y segunda, conocer qué influencias subyacen o percuten en su estilística tan innovadora. PRIMERA: La contemplación siempre había sido una forma del pensamiento creador, que está siendo sacrificada por las distracciones del mundo moderno. La contemplación era el arte del pensar clásico y que, en el mundo moderno, no se encuentra reconocido. Porque, en general, tanto los artistas como los genios acostumbran a dejar a un lado las "falacias" (dicen) de los dogmas y los principios. Momento, éste, en el que el Arte, la Moda, el Cine y también el AMOR, conforman un parentesco de sabiduría más allá de lo alegórico. Así pues convendría volver a escuchar los cantos de los iluminados en sus corredores más antíguos y aprender a CONTEMPLAR. El cine, cuando describe las oscuridades de la condición humana, es un arte sagrado, nos muestra los misterios del hombre. Toca los puntos de tangencia entre lo vil-humano y lo santificado. El cine tiene su liturgia, evoca una majestuosa trascendencia. Nos enseña a contemplar. SEGUNDA: Quiero referirme a tres genios en la búsqueda de nuevas formas de expresión mediante la imagen, directores de cine los tres, pero menos conocidos, que influyeron en Alain Resnais. Son: Un escocés, Douglas Sirk. Y dos españoles: Un vasco, Javier Aguirre, y un andaluz de Granada, José Val del Omar. Hoy les hablo del primero y mañana de los dos españoles. ... ... ... Douglas Sirk: Les quiero hablar desde su película más emblemática: "Interludio de Amor". Si ustedes "contemplan" INTERLUDIO DE AMOR, se darán cuenta de que el secreto de Douglas Sirk se asienta en su notable capacidad de ESTILIZACIÓN, lo mismo en lo que se refiere a la dirección de actores como a la puesta en escena. Los personajes de "Interludio de Amor", como todos los de sus films, pueden reír, llorar o amar, pero nunca ríen, lloran o aman, de una forma real, como acontece (por ejemplo), en las películas de Rossellini. Douglas Sirk sólo nos ofrece una imagen "estilizada" de la alegría, el llanto o el amor. Los actores están integrados en la puesta en escena como las piezas de un mosaico, no hallando su expesión más que a través del conjunto plástico (color, decorados, etc.) al que pertenecen. Por ejemplo... 1.- La primera aparición de Marianne Cook, consiste en su reflejo sobre el piano que toca Rossano Brazzi. 2.- Cuando Marianne corre al lago para suicidarse, élla, es decir, su cuerpo, no es más que una simple mancha blanca en el verde del prado y el azul del agua. La "estilización" impuesta por Sirk siempre nos lleva más allá de la verdad o de la falsedad. Lo que importa es la fusión de todos los elementos de expresión al servicio de un clima dramático definido plásticamente. Y así... 1.- La merienda en el campo y la huída hacia el "Mercedes" rojo cuando comienza a descargar la lluvia. O esos gestos tan banales como...: 2.- El paño negro con el que, una ama de llaves, cubre una jaula junto a la habitación de la enferma que se va a morir. 3.- O el misterioso atractivo de algunas imágenes, por ejemplo: Las hojas arrastradas por el viento, en "Escrito sobre el Viento"; o, el cadáver que llora, o los rostros alucinantes de los prisioneros rusos en "Tiempo de Amar, tiempo de Morir"... Etc., etc. Elementos todos ellos que, desde su fragilidad, confieren al film un tono muy personal difícil de definir. El origen danés de Douglas Sirk y su formación en el cine mudo alemán, explican quizás este carácter fantasmal de sus cintas. Tan fantasmagórica resulta la Salzburgo de "Interludio de Amor", como la Norteamericana de "Escrito sobre el viento", films que se podrían decir filmados sobre el aire. Quizás esto se deba, además, a que Sirk es seguramente el último representante del romanticismo en el cine: "Interludio de Amor", film de lo más romántico sobre unas premisas y conclusiones manifiestamente antirrománticas, es una buena prueba de ello. Y termino por hoy... La influencia de la composición y estética del escocés Douglas Sirk, en "El año pasado en Mariembad", pueden apreciarlo en la breve secuencia que les ofrezco a continuación: Breve síntesis de "El Año pasado en Marienbad": http://www.rtve.es/alacarta/videos/dias-de-cine/dias-cine-50-anos-ano-pasado-marienbad/1137284 ... ... ... http://www.loscriticonos.com/2012/01/el-ano-pasado-en-marienbad.html ... ... ... César R. Docampo http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2014/03/13/-l-annee-derniere-mariembad-/ 2014-03-13T17:18:26Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario