lunes, 15 de septiembre de 2014

MUCHÍSIMAS GRACIAS.

En el día de LA ASCENSIÓN del Señor...
... MUCHÍSIMAS GRACIAS. ================== Mª. Ascensión Padilla Recio, con 21 años (Verano de 1965). Había nacido el 28 de Octubre de 1944. Ha fallecido el 18 de Mayo de 2009, D.E.P. Debo decir que nos sentimos muy satisfechos ante la solidaridad y el cariño de tantas gentes a la hora de expresarnos sus sentimientos. La lista sería interminable: Son algunos Ana Rosa, Candela 44, Francisco Morillo, JMDAM, “Al Manzor”, “un amigo invisible”, Pedro López, Javier, Miguel P., “anónimo”, “mi abuelapepa” (su nombre verdadero es Emilia, una médico de Jerez, amiga de Noelia), “Juanmaromo”, “anónimo”, Luis González, “maribel 1106” ( periodista de Jaén, en Onda Jerez RTV que lleva tiempo deseando entrevistarnos). A todos ellos, muchas gracias por su condolencia, por la información y pesquisas tan pertinentes sobre la enfermedad que acabó con la vida de Ascensión. Ascensión y su hermana Luchy (verano de 1965) Quiero agradecer especialmente las palabras primeras y últimas de Alvallo, la finura de CAMPERO y Espartaco; el cariño de “diásporas”, “eremita”, “canario” (Juan Carlos Govantes) y “cruzblanca”; la cortesía de “amilcarbarca”; la sutil excelencia de NADROX, Candela y “Lujemo” (Viuda e hijas de Pedro Martín Llamas, quien con su cámara en ristre levantó acta de nuestra boda, primero en la iglesia y después en el hotel Plata de Antequera aquel 29 de Junio de 1967). A todos mi gratitud y consideración. Estamos agradecidos a las gentes de Campillos que acudieron al Tanatorio, iglesia y cementerio; a quienes enviaron ramos de flores (Excmo. Ayuntamiento, amigas de Ascensión, familia Recio Campos y más). Que Dios os lo pague. A quienes vinieron desde Málaga (familiares y amigos), desde Arenas-Vélez Málaga (familia de nuestra nuera Marta), desde Jerez, Chiclana y San Fernando. A todos ellos, muchísimas gracias. . . . Ascensión y mi primo Tomás Docampo García (general del ejército de tierra) y padrino de César Leopoldo al que sostiene en brazos (verano de 1975) A la semana de su fallecimiento, siendo hoy el día de su onomástica, debo confesar que Ascensión Padilla Recio fue y es, es y seguirá siendo hija en activo de Campillos, arriscada Puebla que alumbra a sus gentes mirando al cielo en Sagitario, en la espiral de Andrómeda. Lo digo así porque es Campillos un pueblo con luminosidad propia, que consiste en estar todo él en cada una de sus partes. Pueblo donde, nada más nacer, encuentran todos una audaz tabla de valores, unos códigos de pensamiento muy claros y personales: Los humos, la necesidad y el postín de pisar tierra y de alzar la voz cuando haya que hacerlo; haciéndolo siempre a vuestras anchas, como Dios. Porque vuestro valor y vuestro quehacer os redimen de cualquier alegoría. Así lo hizo además Ascensión cuando, antes de enfermar, se puso a pintar su último cuadro cuyo tema es “Un Amanecer”. Y ahora, desde el aliento y los arrimos de su nueva patria (después de encontrarse con su padre y nuestro primer hijo Leopoldo, verdadero "amanecer") se lo dedica a La Puebla de Campillos y a todos os desea salud y FELICIDAD. Don Francisco Padilla Casero con su primer nieto (Leopoldo) en brazos. Leopoldo falleció el 14 de Junio de 1972, en Ronda a la edad de cuatro años. Mis hijos, yo y todo la familia, nos sumamos en ese empeño, ya que Ascensión (ama y pasiega de nuestras vidas, porque en sus palabras había vida y su vida era nuestra luz), en el día de su onomástica, os manda un beso y os bendice. ¡Que Dios os lo pague! César R. Docampo ============ A unos ojos donde nació la alborada y son establo callado del mito, campanario lejano, dos fresales dormidos. A unos ojos que no sé si olvidarlos, si peregrinar por verlos, si arrodillarme y conocerlos, si, aventurando el corazón, amarlos. Si tus ojos se van... abrasaré mi piel contra el recuerdo, llevaré mi corazón al mercado -canción salvaje- gritando...! Si tus ojos se van..., pondré luto en todas las cabañas, corbatas negras en los fresales, y estará Dios con alas blancas, cuando yo lance un grito al anochecer, sepultando el firmamento, el caballo de mi vida, bajo las aguas. Cuando ciñas tu chal para ese último viaje y sientas la alegría de tu aventura... Cuando alguien cierre tus ojos, y su hermosura se entierre bajo el lomo oscuro de los puentes, recordaré -¡qué triste!- todas las imágenes que, sobre el fondo de tus ojos, duermen. . . . A unos ojos que no sé si olvidarlos, si peregrinar por verlos, si arrodillarme y conocerlos, si, aventurando el corazón, amarlos. (Campillos, 11 de Julio de 1965) César R. Docampo

http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2009/05/24/en-dia-ascension-del-senor-/
2009-05-24T21:22:53Z
César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario