lunes, 15 de septiembre de 2014

HABLEMOS DE MUJERES, DE ALGUNOS ENGAÑOS Y MENTIRAS (89) Desde Doris Lessing a Carla Bruni, pasando por la princesa Grace Kelly. . . . PRIMERA: Doris Lessing. Mujer escéptica y visionaria, es una escritora británica, nacida en Irán y criada en Rhodesia. Destacada feminista y la onceava mujer que ha recibido el Nobel de literatura a la edad de 88 años. No se olviden de leer “El cuaderno dorado”, “La hierba canta” o “Hijas de la violencia”. Doris Lessing se hizo comunista después de la Primera Guerra Mundial. Y es la mejor de las escritoras épicas sobre las experiencias femeninas. De entre las muchas experiencias que le acontecieron en su carrera literaria, les cuento una. Ésta: Había una vez una famosísima escritora, por nombre Doris Lessing. Cuando terminó de escribir su expléndida novela “Hijas de la violencia”, se le ocurrió enviarla a su editorial firmando con pseudónimo”. Al mes recibió de vuelta el manuscrito con una nota de su entrañable editorial donde decía, más o menos, lo siguiente: Nuestra estimada amiga. Para comunicarle que en estos momentos carecemos de sección para su obra sobre la urdimbre de su vida. Le aconsejamos que para escribir sobre tabús políticos y sexuales, no se olvide de leer y fíjese bien en el estilo de Doris Lessing, nuestra excelente escritora como podrá constatarlo si lee “La hierba canta”. Cuando Doris Lessing acabó de leer tales palabras, rascándose la cabeza, tomó un lápiz y un papel y se puso a escribir: “Siempre que una niña escucha un cuento, diríase que entra en otro estado de conciencia…”. . . . SEGUNDA: Carla Bruni: Nicolás Sarkozy estuvo casado once años con Cecilia Ciganer Albéniz (prima del alcalde de Madrid, Sr. Gallardón), de la que se divorció en Octubre de 2007, para casarse el 2 de Febrero de 2008 con la millonaria y exmodelo Carla Bruni, una interesante mujer que parece no tener fronteras. Esto supuso la novedad más importante en toda la historia política y sentimental de la Jefatura del Estado francés. Una escandalosa señora del glamour, la escena y la música, se nos instala en el Elíseo y en el lecho presidencial. Y pronto nos daremos cuenta de que Carla Bruni (igual que todas las mujeres) es muy lista, tanto que ya se nos ha lanzado en su propia carrera, espectacular e indisociable de las guerras políticas sin cuartel. Mientras nuestra Sonsoles se dedica a nadar en la piscina de Valdemoro (de la Guardia Civil) o hace gorgoritos en óperas de París, Berlín y otras canchas, Carla Bruni acaba de crear una Fundación consagrada a defender causas humanitarias: -Contra el analfabetismo. -Ayuda a los niños pobres de África y Asia. Fundación a la que se están sumando intelectuales, escritores, artistas y músicos. Así nos lo cuenta Juan Pedro Quiñonero, corresponsal de ABC, desde París. Carla Bruni se niega a ser un jarrón chino en el Elíseo. Para que aprendan otras damas y señoras. . . . TERCERA: Grace Kelly Cuentan que, una vez, el escritor estadounidense Gore Vidal visitó a su amiga Grace Kelly a principios de los sesenta en Mónaco y le preguntó por qué en la cúspide de su carrera lo había dejado todo para convertirse en la gran dama de un parque de atracciones. Y que Grace Kelly le contestó con otra pregunta: "¿Sabes lo que es la llamada de maquillaje?". La princesa, que no parecía especialmente feliz en su retiro, se refería a que el día de rodaje las actrices iban al departamento de maquillaje de forma escalonada, pues a medida que iban cumpliendo años la cita era a hora más temprana porque requería mucho más tiempo convertirlas en réplicas de su mejor yo. La princesa Grace Kelly le dijo que en su última película había tenido que madrugar, aunque no tanto como Loretta Young o Joan Crawford, que solían presentarse al alba. Con ello quería significar que con su matrimonio había buscado un buen plan de pensiones, cuando empezó a temer por el desvanecimiento de su belleza. ¡Qué enorme razón tiene Antonio Gala cuando escribió: “Ay de aquellos cuyos deseos se cumplen. Lo bueno es desear, echar de menos” (Anillos para una dama, I) Así es la vida: Un palenque de trucos y engaños. En la Hª de la Filosofía, cuando se llega a Hegel, siempre se nos cuenta que le debía mucho a Rousseau y que por eso había adoptado su mal uso de la palabra “Libertad”, a saber: “Libertad es el derecho a obedecer a la policía”. Y por eso mismo, ya en un antiguo libro del Antiguo Testamento (el Libro de RUTH, I, 16), se dice: “Donde tú vayas, yo iré, y donde tú vivas viviré yo. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios”. César R. Docampo http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2008/10/25/hablemos-mujeres-algunos-enganos-y-mentiras-89-/ 2008-10-25T17:03:53Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario