lunes, 15 de septiembre de 2014

¡ENHORABUENA CAMPEONAS!
ENHORABUENA, CAMPEONAS.
Gracias a la información servida por CAMPILLOSFSF, más la portada de José Trigos, tenemos noticia de que mañama sábado, 2 de Mayo, el Ayuntamiento de Campillos rinde homenaje al equipo de fútbol-sala femenino del Club Deportivo Campillos por su ascenso a División de Honor, así como del equipo cadete a Primera Provincial. Enhorabuena, campeonas. Según la Historia, los hombres han hecho Grecia, el Imperio Romano, Francia y todas las naciones; los hombres han descubierto la tierra e inventado los instrumentos que han permitido explotarla y la han gobernado a sangre y fuego. La literatura infantil, la mitología y los cuentos y relatos reflejan los mitos siempre creados por el orgullo, los caprichos y los deseos del hombre. Es decir; las niñas, las chicas y demás mujeres maduras, hasta no hace mucho , explorábais el mundo y descifrábais su destino a través de los ojos del varón. La superioridad viril era aplastante: Perseo, Hércules, David, Aquiles, Lancelot, Bayardo y Napoleón...¡cuántos hombres frente a una sola Juana de Arco (y aun ésta sustentada por la figura varonil de San Miguel Arcángel). Por otra parte, no hay nada tan fastidioso que esos libros donde se trazan las vidas de las mujeres ilustres: se nos muestran unas figuras en exceso pálidas, siempre a la sombra de algún héroe masculino: -Eva no fue creada para sí misma, sino como compañera de Adán, de cuyo flanco la sacaron. -Ruth no hizo más que encontrar un marido. -Esther obtuvo la gracia de los judíos arrodillándose delante de Asuero. -Judith fue más audaz, pero tuvo que obedecer a los sacerdotes, por lo que sus azañas tienen un regusto turbio y no sería posible compararla con el puro y brillante triunfo del joven David. Las diosas de la mitología son frívolas o caprichosas, y todas tiemblan delante de Júpiter. Mientras Prometeo roba soberbiamente el fuego del cielo, Pandora abre la caja de las desgracias. Sí. Que sí..., algunas veces aparecen algunas brujas y mujeres viejas que ejercen en los cuentos una potencia temible. El caso es que en los relatos contemporáneos, igual que en las leyendas antiguas, el hombre es siempre el héroe privilegiado. Hasta los dramas femeninos de la novela MUJERCITAS se desarrollan bajo la égida del padre divinizado por la ausencia. En las novelas de aventuras, los varones dan la vuelta al mundo, viajan como marinos a bordo de los grandes barcos y se nutren en la selva con los frutos del árbol del pan. Todos los acontecimientos importantes suceden por intermedio de los hombres. A la mujer pareciera que no se le pide más virtud que la belleza, mientras los refranes populares le insuflan sueños de paciencia y esperanza. Como si la suprema necesidad de la mujer consistiese en encantar a un corazón masculino: ¡Un día llegará mi príncipe! . . . De manera que, noticias como la que nos ofrecen CAMPILLOS FSF y la Web de José Trigos, demuestran que las mujeres, además de romper moldes (sin dejar de ser lindas ni coquetas), sin dejar de ser cosa estremecida al fundirse por la robustez de un abrazo, son iguales o superiores a cualquier varón. Si las mujeres saben correr tras el esférico; si saben regatear, burlar a un contrario, zigzagueando hasta chutar a puerta y marcar gol con la misma contundencia que los hombres, los hombres ya no podrán encerrarlas en una cocina o en un tocador. Los hombres no podrán cortarles las alas deplorando que no saben volar. Enhorabuena, campeonas. Felicidades, José Antonio González. César R. Docampo
http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2009/05/01/-enhorabuena-campeonas-/ 2009-05-01T23:27:01Z
César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario