martes, 16 de septiembre de 2014

EL "SÍNDROME ULISES" EN LAS POLÍTICAS DE ZAPATERO...


¿EL SÍNDROME "ULISES", EN LAS POLÍTICAS DE ZAPATERO? ….EN DOS AÑOS, DECENAS DE EXPERIMENTOS Y TERCERA REMODELACIÓN. =========== Hasta ayer, el PSOE se encontraba desolado y sin horizonte. Situación ésta sobre la cual nosotros tan sólo conocíamos la punta del iceberg. Zapatero, fincado en un socialismo puro y duro, apremiado por la UE y Estados Unidos, más la repulsa de gran parte del pueblo español como cantan las encuestas, por fin se nos desliza del Socialismo a una Socialdemocracia. Para ello remodela en profundidad su Gobierno: Más cualificación, más experiencia y moderación. Sabiendo Zapatero que los suyos, los socialistas, le votarán siempre. se trata ahora de apacentar en los graneros del centro ideológico y morder, si puede ser, un millón de votos más. Al verse en soledad por un sentimiento interno de fracaso, más el miedo a perder su propio carisma, se dijo: ¡Ahora o nunca! Pues... ¡AHORA! Así acaba de hacerlo ofreciéndonos un gobierno más capaz. Incluso para auparlo a él. Lo cual demuestra que nuestro Presidente es más listo de lo que la gente cree. Es posible que acierte y vuelva a triunfar. Es posible. Aquel su constante “ensayo-error” en sus múltiples y zigzagueantes tácticas, casi todas descarriadas, es posible que en adelante encarrilen a España por una política donde el ORDEN y el PROGRESO ("poseedores" y "desposeídos") vayan de la mano, avecindados en una SOCIALDEMOCRACIA de nuevo rostro. A ver si cuela. Y todos nos llevamos mejor. ... ... ... Conviene recordar que la SOCIALDEMOCRACIA acepta la economía libre de mercado. ... ... ... Aquellos teóricos del Socialismo como fueron F. Charles Fourier en Francia y Robert Qwen en Inglaterra se oponían al capitalismo, no por razones éticas, sino por razones prácticas. Suponían que el Capitalismo no proporcionaba trabajo a toda la población; sólo generaba lujos en lugar de satisfacer necesidades. Y se dieron cuenta de que Socialismo y Capitalismo pueden caminar juntos. No tienen porqué enfrentarse. He aquí el punto de arranque histórico de la Socialdemocracia. Don Felipe González Márquez, personalidad bastante más preparada y más recia y más abierta que la de Zapatero, supo moverse a otros niveles de preparación y exigencia: Ministros como un Miguel Boyer, Paco Fernández Ordóñez, Ernest Lluch y otros más, no los habíamos visto hasta ahora en el plantel de Zapatero. Mientras los amigos de Zapatero han sido Evo Morales, Hugo Chavez, o el matrimonio Kirchner, Felipe González se entendía con el canciller Willy Brandt quien había liderado la “Ospolitic” (=apertura al Este), y su mejor y gran amigo era Olof Palme, aquel primer ministro sueco, de vida ejemplar y muerte anunciada cuyo asesinato sigue siendo un caso sin resolver. Olof Palme fue el líder del Partido Socialdemócrata de Suecia, un partido de los trabajadores. Suecia fue la nación emblemática de la Socialdemocracia. Pero..., ¿en qué acabó aquella Socialdemocracia sueca, incluso antes del asesinato de Olof Palme? Para comprenderlo mejor, les aconsejo lean ustedes aquella obra del periodista italiano Enrico Altavisa, que lleva por título (y ya pueden imaginar de qué va) “Suecia, Infierno y Paraíso” (editado en castellano por Plaza & Janés, 1976) un bestseller en aquellos momentos. “Suecia, Infierno y Paraíso” ofrece a sus lectores un gran mosaico sobre la vida en Suecia: la emancipación de la mujer, los sindicatos, nudismo, sexo, bienestar económico, problemas de la juventud, asistencia social, etc., un género de cosas que nos muestra a un “país del futuro”, donde todo ha sido previsto, donde el PROGRESO (esa categoría dinámica de la Ilustración) aparece caracterizado por una ausencia total de aventuras. En esto de generar lujos en lugar de proporcionar trabajo a toda la población y satisfacer necesidades, es donde precisamente está incurriendo descaradamente el Socialismo del PSOE a manos de Zapatero y sus adláteres. Igual que en Suecia, como veremos a continuación. Incluyendo a un Carlos Solchaga quien nos hablaba del "pelotazo" por él mismo consentido. Pero hablando de la Socialdemocracia en Suecia, diremos que... Aquel Estado Socialdemócrata velaba por todo. Los funcionarios tuteaban a sus administrados: IGUALDAD y fraternidad. Pero en aquel gran mural del paraíso socialdemócrata, la criminalidad ascendía. En aquella socialdemocracia, a la vez que se prohibían los juguetes bélicos así como la película ET, uno de cada diez profesores era agredido o gravemente amenzazado en la escuela. Una tercera parte de las muertes de jóvenes entre 20 y 25 años era debida al suicidio. En la década de los ochenta el crecimiento sueco se redujo a la mitad del norteamericano, viéndose afectado por una galopante inflación. Las tasas de paro real superaban entre cuatro o cinco veces las cifras oficiales, debido al paro encubierto mediante empleos fantasma, como viene haciendo el PSOE hasta estos momentos. La cuarta parte de las pequeñas y medianas empresas desaparecieron en una década. En el sistema médico estatal (impersonal y a veces inhumano), por poner un ejemplo, para una cirugía no urgente de vesícula biliar había que esperar 3 años por término medio. Mientras el Estado sueco sustraía hacia sus arcas casi dos tercios de la producción nacional, un trabajador industrial medio se tenía que enfrentar a tasas de impuestos sobre la renta del 60%. El director de cine Ingmar Bergman fue arrestado por evasión fiscal, el delito supremo de la Socialdemocracia. Bergman tuvo que exiliarse siendo imitado por muchísimos más. Artistas y escritores huían a Estados Unidos como Max von Sydow, o a Italia, como Thulin o Sven Stolp. El apodado “Doctor Milagro” de la economía sueca, se marchó a vivir a Francia. Si en la novela “1984” de George Orwell, gobiernan hombres malvados, en el Estado de Bienestar sucede aparentemente lo contrario: los políticos y burócratas son buenos padres de familia o mujeres cumplidoras en el trabajo. Pero las intenciones no cambian la lógica de las instituciones. Y quedó comprobado que la tiranía hay que esperarla menos del lado de los sádicos que de estos socialdemócratas partidarios del Estado que tanto nos quieren. "Lo que hace del Estado un infierno es que el hombre intenta hacer de él su paraíso", escribía Holderlin. El Estado dulcemente nos dice: “Trabaja duro, mejora la producción, prevee los accidentes y sé feliz” La película THX-1138 dirigida por George Lucas al inicio de su carrera, nos muestra el escenario más plausible de la actual tiranía: Describe la Socialdemocracia del futuro, una Suecia perfecta, donde el Estado controla desde la cuna hasta la tumba para nuestro propio bien. Los periodistas y la prensa acabaron descubriendo un Estado que se estaba convirtiendo en un Estado policial. En un documentado reportaje, el periódico Liberation descubre la verdadera cara de este socialismo de rostro humano: 22.000 niños suecos, un récord en Occidente, habían sido arrebatados a sus padres por asistentes sociales sin mandato judicial. El 3 de mayo de 1979, media docena de policías de paisano rodeaban la casa de Ingegerd Mabrell, una divorciada de 48 años de la que los servicios sociales sospechaban vagamente que educaba mal a sus hijos, y dos asistentes sociales penetraron por la fuerza en su casa y se llevaron a su hija Eva de 14 años, y después fueron a la escuela y secuestraron a su hermana pequeña Marianne. Han hecho falta más de dos años de procesos judiciales y una pequeña fortuna en gastos judiciales para que la madre pudiera recobrar a sus hijos. Un asistente social de la ciudad de Vaggeryd intentó, durante tres años, quitarle el pequeño Mikael a su madre, Inger Johanson, porque era obesa y demasiado fea para educar a su hijo. Una joven británica, June Holsrot, residente en Suecia, estuvo a punto de que le arrebataran a su hijo porque los cuidadores del jardín de infantes le reprochaban que hablara inglés en casa, obstaculizando así la “buena socialización del niño”. Bajo iguales presunciones, el pequeño Alexandre Aminoff, de 10 años, fue raptado por funcionarios suecos a la salida de la escuela y, según comenta Cornelia Spar cinco años más tarde, sus padres no le habían vuelto a ver. Con estos y muchos más casos reales, ¿no creen ustedes que la tan cacareada Socialdemocracia nos conduce al estatismo y tiranía? ¿Es aquí a donde pretende llevarnos el último "Ulises" y leonés, don José L. Rodriguez Zapatero? Ojalá no sea así. Le deseo a él y a este nuevo Gobierno toda la suerte y fortuna que se merecen para el bien de los españoles. César R. Docampo http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2010/10/20/-el-sindrome-ulises-las-politicas-zapatero-/ 2010-10-20T14:40:19Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario