martes, 23 de septiembre de 2014

MUJER AYURVÉDICA.


MUJER =+= "A Y U R V É D I C A". Cuando, hace unos días, escribí que Dña. Carmela Campos Campos (q.e.p.d.) había sido una mujer "Ayurvédica", estaba haciendo alusión a su esmerada manera de vivir, creando en su entorno un ambiente siempre apaciguado y acogedor, cuya resonancia se había objetivado en la piel de aquel su rostro tan sosegado, tan relente y tranquilo. Y, dado que, unas cuantas personas, por teléfono, me solicitaron una aclaración sobre el término "ayurvédica", permítanme el siguiente comentario: El "Ayurveda" es una de las más antiguas ciencias de la salud, originaria de la India. Que fundamenta sus conocimientos en la UNIDAD esencial entre la mente y el cuerpo, sosteniendo que: 1.- Tanto la Belleza en la piel de una persona, como su salud, son el resultado de un estado de equilibrio y armonía interior. 2.- Por el contrario, la enfermedad siempre pone de manifiesto desequilibrios cuyo tratamiento requiere una aproximación muy diferente de la medicina y la cosmética (o cosmetología) occidentales. 3.- Tan es así, que, los médicos de la India conocen los secretos de la "Piel Perfecta y la Belleza sin Edad" desde hace más de seis mil años. 4.- Esos secretos forman parte de uno de los sistemas de salud más antiguos del mundo, conocido como "Ayurveda", que significa "Conocimiento de la Vida y Longevidad". 5.- Siendo el estrés y las emociones dos sistemas de control maestro con un dominio muy importante sobre la piel. A través de sus muchos enlaces nerviosos con nuestro cerebro y sus conexiones químicas con los sistemas neuroendocrino e inmunológico, las células de la piel están en comunicación constante con todo el cuerpo. El estrés genera desequilibrios y todo desequilibrio se manifiesta (con el tiempo) en la piel, en forma de envejecimiento acelerado. Por ejemplo: 1.- Al dilatarse los vasos sanguíneos, los capilares se rompen, hay enrojecimiento en la piel. Aumenta la transpiración en las palmas y las axilas. Empeoran los condiciones de eczema, produciendo prurito e inflamación. Se perturba el metabolismo. Disminuye el ritmo de la renovación celular y el proceso de rejuvenecimiento. Se taponan los poros, favoreciendo la acumulación de toxinas bajo la piel con lo que ésta adquiere una apariencia opaca, amarillenta o blanquecina. 2.- El estrés altera los niveles de proteína, potasio, fósforo y calcio, elementos que contribuyen a regular los líquidos del cuerpo y a mantener el equilibrio ácido-básico. Y, entonces, la piel se deshidrata y los niveles de pH cambian. 3.- Con el estrés puede haber caída del cabello, canas y arrugas prematuras, salida de vello en la cara, urticaria, psoriasis, eczemas, herpes y demás reacciones alérgicas. El estrés produce una amplia gama de efectos en la piel y el cuerpo. Porque nuestra piel y nuestro sistema inmunológico "saben" exactamente lo que estamos pensando y sintiendo en cada momento. En este sentido, la ciencia occidental ha confirmado la antigua enseñanza del Ayurveda, a saber: La mayoría de las dolencias físicas tienen un componente emocional subyacente. Cuando "no decimos lo que pensamos" a través de los órganos naturales de la expresión, creamos tensión emocional. Los pensamientos que callamos encuentran inevitablemente otras rutas de escape en el cuerpo en forma de moléculas mensajeras, causando muchas enfermedades que se encargan de expresarlos. Las úlceras (por ejemplo) podrían anunciar que hay algo que nos "carcome"; la tos y la congestión podrían indicar que hay algo que debemos "descargar"; la hipertensión revela que estamos "temblando de ira". Resumiendo: Cualquier desequilibrio, cualquier suceso psico-fisiológico, deja su mensaje escrito en la piel. Y el Ayurveda nos enseña ese asombroso lenguaje. Etc., etc, etc. NOTA. Las ideas arriba expuestas, las he desarrollado, tomándolas del libro "AYURVEDA, Las mejores técnicas para conseguir una belleza verdadera". Autora, Dra. Pratima Raichur. Un tomo de 480 páginas, Editado en castellano por Amat Editorial, Barcelona, primera edición: marzo de 2000. Su precio de venta al público por aquel entonces, 2.985 pts. (17,94 euros). ... ... ... Los periodistas no tenemos por qué saber lo que estudian y saben los médicos, pero sí es nuestra misión explicar a los demás el ser y el deber ser de los médicos; valorar y opinar sobre el Sí/No cumplimiento de roles o expectativas de conducta ante la Sociedad; opinando, valorando o conjeturando sobre su muy considerable y sagrada labor. César R. Docampo http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2013/09/13/m-u-j-e-r-y-u-r-v-e-d-i-c-a-/ 2013-09-13T07:38:44Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario