martes, 23 de septiembre de 2014

LA HISTORIA DE NUESTRO DESPERTAR...


LA HISTORIA DE NUESTRO DESPERTAR: - El despertar de los maestros creadores.
- La muerte no existe; sólo existe el cambio.
- Nunca lo importante es lo que se va, sino lo que en cada uno queda.

http://www.tviberica.net/?ver=12

Si pueden, les aconsejo que lean (de la Ediciones Luciérnaga) “LA MUERTE: UN AMANECER”, de la doctora Elisabeth Kübler-Ross”, doctora honoris causa por varias universidades de los EEUU, y reconocida mundialmente como una autoridad en materia de tanatología. Sus experiencias científicas permiten confirmar la existencia de una vida después de la muerte, porque hay pruebas de que continuamos existiendo. Más aún; parece que las teorías brahmánicas (de las faldas del Tibet) a las que Platón se adhiere con su teoría de la “metempsícosis” = “transmigración” de las almas en constantes reencarnaciones, es muy firme.

En las Universidades, rama de Psicología, que yo sepa por lo menos en la Autónoma de Barcelona, ya se imparte Psicología Paranormal, donde estudian este tema (apariciones y reencarnaciones). La doctora Elisabeth Kübler-Ross en “La Muerte: Un Amanecer”, relata múltiples casos. Éste, por ejemplo:

“Siempre hay alguien para ayudarnos cuando nos transformamos. Generalamente son los padres o madres que nos han precedido; los abuelos o incluso un niño que haya partido antes que nosotros, y frecuentemente llegamos incluso a encontrar a personas que ignorábamos estuvieran ya al “otro lado”.

“Tenemos el caso de una chiquilla de doce años que no quería hablar con su madre de su experiencia maravillosa, puesto que ninguna madre quiere oir que uno de sus hijos se haya sentido mejor en otro lugar que no sea su casa, y esto es comprensible. La experiencia de la niña en cuestión era tan extraordinaria que tuvo la necesidad de contárselo a alguien y entonces le confió a su padre lo que había vivido en el momento de su “muerte”. Fueron acontecimientos tan maravillosos que no quería volver. Independientemente del esplendor magnífico y de la luminosidad extraordinaria que han sido descritos por la mayoría de los sobrevivientes, lo que este caso tiene de particular es que su hermano estaba a su lado y la había abrazado con amor y ternura.

Después de haber contado todo esto a su padre, añadió: “Lo único que no comprendo de todo esto es que en realidad yo no tengo un hermano”. Al oír esto, su padre se puso a llorar y le contó que, en efecto, ella había tenido un hermano del que nadie le había hablado hasta ahora, que había muerto tres meses antes de ella nacer”.

En otra ocasión, volveremos al tema, pero ya desde las perspectivas de la Física Cuántica.

César R. Docampo
http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2012/03/02/la-historia-nuestro-despertar-/ 2012-03-02T21:49:10Z
César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario