martes, 23 de septiembre de 2014

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS.


ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS...
Así quedó el consulado de EEUU en Libia
Si me preguntasen “¿Quiénes son los culpables?”
Retornando a los comienzos de todas las cosas, me siento obligado a responder: Parte de culpa la tiene ese indeseable “liliputiense”, Nakoula Basseley, un cristiano copto de 55 años de edad residente en California, quien filmó y colgó en la red un desacertado video contra el Islán. Los Estados Unidos (para nada) pueden ser responsables de la burla de un personaje cualquiera. Sin embargo, la indignación multitudinaria de los islamistas contra las embajadas de EE.UU. ha sido y sigue siendo ciega, descomedida y brutal.
En esta historia alucinante, pienso yo, se da otra causa, no próxima sino remota; no formal, sí real-material; carente de eticidad e incomensurable en cuanto a espacio y tiempo.
A esta causa tan profunda, tan vasta e inmemorial, debiéramos rastrearla en “Las ecuaciones de Maxwell y Poincaré”.
Así pues, vayamos por partes:
1.
James Clerk MAXWELL, un matemático y físico británico, después de haber investigado sobre la teoría cuántica de los gases…; y haber descubierto cómo los anillos de Saturno estaban formados por materia disgregada…; a continuación ideó la Teoría Dinámica de los Campos electromagnéticos; demostró la naturaleza ondulatoria de los fenómenos electromagnéticos y formuló las ecuaciones que llevan su nombre (ecuaciones de Maxwell), descubriendo de este modo, las “acciones electrostáticas y electromagnéticas”.
2.
Jules Henri POINCARÉ, matemático, físico y filósofo francés…, además de idear la teoría de las funciones automorfas, estudió los fluidos en rotación, aplicando sus resultados a los anillos de Saturno…, y, al margen de Albert Einstein, dedujo muchos de los resultados de la teoría especial de la Relatividad.
Por otra parte…
3.
Antiguamente, los pueblos se comunicaban entre sí…
Si estaban LEJOS, mediante silbidos, palomas mensajeras y valijas diplomáticas.
Si se encontraban CERCA, gesticulando con la cara, el rostro, los hombros y las manos; bostezando, gritando, gruñendo, ruborizándose. Las jovencitas se ponían como amapolas en ocasiones. Los hombres heridos en su amor propio, se ponían de mil colores.
Todos y cada uno de nosotros hemos recibido, en herencia, parte de aquel acervo mímico. Muy especialmente, en lo relativo a la comunicación valiéndonos de las manos.
Los guardias que regulan el tráfico algo saben de estas cosas.
Pero en todos los casos, (y mucho antes de las ecuaciones de Maxwell y Poincaré) se trataba de una comunicación muy limitada en cuanto al espacio y muy lenta en el tiempo. Téngase en cuenta -además- que Espacio y Tiempo (antes de Maxwell y Poincaré), significando más cosas, no dejaban de ser muy importantes en cuanto categorías dimensionales de nuestra conciencia.
4.
Desde hace unos cuantos años, y gracias a las ondas electromagnéticas de Maxwell y Poincaré, más los satélites de comunicaciones, el mundo entero se encuentra interconectado mediante las ondas hercianas, a la velocidad de la luz. El más insignificante acontecimiento que surja en cualquier punto de nuestro planeta, al instante, lo conoce más de la mitad de toda la población mundial.
Surge o irrumpe una NOTICIA. Asiéntase en la memoria, señoreándose por entre los senderos de nuestras conciencias, cual tozudo maniqueo, despertando indiferencia, simpatía o repulsión entre las partes. Creando en todos los casos eso que llamamos Opinión Pública. Opinión Pública capaz de suscitar y manejar masas humanas, bien en la línea de la fraternidad y solidaridad entre todos, o bien estimulando al rencor, al odio y la venganza. Y lo triste del asunto es que, si al rencor, al odio y la venganza, le sumamos el sagrado fatalismo del Islam, muy pronto (casi al instante) podríamos encontrarnos envueltos en un polvorín de rencor, sangre y llamas. Es lo que estamos presenciando.
Iracundos musulmanes (como protesta por el famoso vídeo sobre Mahoma) desatan su ira contra Estados Unidos, suponiendo que son los Yanquis los responsables de toda esa “islamo-fobia” en el mundo. Y, al grito de ¡Muerte a Estados Unidos! ¡Muerte a los judíos!..., las embajadas y consulados estadounidenses, desde Marruecos hasta Yakarta, están siendo brutalmente asaltadas.
Se inició en Libia y en Egipto…, siguiéndole las de Sudán y Yemen; después Túnez, Palestina y Líbano. La indignación, el odio y la venganza ciega se está extendiendo a los demás países de extremo Oriente: Siria, Irak, Irán, Cachemira, Afganistán, Pakistán, Indonesia, Jartum, etc.
La responsabilidad sobre las tan violentas protestas desencadenadas todas a la vez…, esa responsabilidad -digo yo- no recae sobre el autor del desafortunado y ya famoso video. La culpa de quien hizo estallar la ira de todos los musulmanes, debiera recaer también sobre las “ondas electromagnéticas” que son las que incendian el odio más iracundo a la velocidad de la luz. Por lo cual también debiéramos declarar culpables a las “ecuaciones de Maxwell y Poincaré”.
… … …
Reposemos un momento en su recuerdo.
5.
Clitemnestra (liada con Egisto) asesinó a su marido Agamenón. Un día estando Agamenón en la mesa comiendo, se acercó Clitemnestra por detrás y le clavó un cuchillo, matándolo en el acto, mientras Egisto (parte de aquel triángulo amoroso), detrás de una cortina, lo estaba viendo todo. Cuando llegó la noche, todas las islas del mar Egeo (una tras otra) fueron encendiendo fogatas. Era ésa la consigna. Y así, en una sola noche, todos se enteraron de que Agamenón había fallecido.
6.
Los Reyes Católicos supieron, a los seis meses, que España había descubierto América. Cuando Colón, al volver de las Américas, se plantó en Barcelona, ante Isabel y Fernando.
7
Aquel irrepetible día (7 de Octubre de 1571), a las órdenes de Don Juan de Austria aconteció (sobre el Mediterráneo) la más grande batalla naval de la Edad Moderna. Un gran éxito logístico. Recuerden que los turcos, por aquel entonces, ya habían llegado hasta las puertas de Viena, y fueron los ejércitos de España quienes los obligaron a recular Para la Cristiandad fue tan importante la batalla de Lepanto que hasta los protestantes celebraron la gloriosa gesta.
Felipe II y el resto de España tardaron nada menos que tres meses en conocer el triunfo sus marinos.
7.
Abraham Lincoln, Presidente de los Estados Unidos, el primero que usó barba y el más alto de todos los presidentes anteriores y posteriores a él: medía de estatura 6 pies y 4 pulgadas.
La tarde del 14 de Abril de 1865, Lincoln fue al teatro junto con su mujer, Mary Todd, a ver la representación deOur American Cousin”. Llegaron al palco presidencial después de que la obra hubiera empezado, y allí disfrutaron durante algo más de una hora de la actuación.
Llegados a la segunda escena del tercer acto, el público estalló en carcajadas a causa del acento de uno de los actores, momento que aprovechó el actor John Wilkes Booth para acercarse al presidente por la espalda y estamparle un tiro en la cabeza.
A la mañana siguiente, después de 9 horas en coma, Abraham Lincoln moría convirtiéndose en el primer presidente de los Estados Unidos que sería asesinado. Europa tardó veinte días en saberlo. Un periodista allí presente salió corriendo y, subiéndose a una lancha motora, consiguió alcanzar un buque casi en alta mar. El buque necesitó 20 días de tiempo hasta fondear en el puerto de Cook, en Inglaterra. Por aquel entonces ya existía el telégrafo mediante el cual ese mismo periodista comunicó la noticia a toda Europa. Habían transcurrido, como ya se ha dicho, veinte días de haber sido asesinado Abraham Lincoln.
8.
Cuando asesinaron a Kennedy, en Dallas, Texas, el 22 de Noviembre de 1963 yo me encontraba cenando con dos compañeros en la Plaza Mayor de Madrid, porque vivíamos justo a su lado, en la calle Toledo. La Televisión interrumpió la programación para ofrecernos, en imágenes, la noticia, lo mismo que haría aquel 11 de Septiembre cuando lo de las Torres Gemelas. Sobre la autoría de crimen, los “expedientes secretos X” despertaron una sospecha casi infinita donde todo guardaba relación, pero nada tenía sentido. ¿Quién o quiénes estaban detrás del asesinato de J.F. Kennedy? ¿Acaso -como se dijo- no fue más que una venganza de Fidel Castro por el intento de la CIA de asesinarlo con un bolígrafo envenenado? No sabemos nada. Sólo hay dos datos seguros. John F. Kennedy fue abatido a tiros cuando iba a la derecha de Jacqueline en un coche descapotable saludando a las gentes.
En este brevísimo video que les ofrezco, observarán cómo Kenndy fue alcanzado por los menos dos veces en la cabeza.
En el momento de transmitir la noticia al mundo entero, existió un pugilato entre los corresponsales de tres agencias; “France Presse”, Reuter, y la UPI (United Press International). La agencia norteamericana UPI, fue quien llegó antes a los “belinógrafos” (En los años sesenta, el “Belinógrafo” era un aparato que transmitía por “radiodifusión hertziana” toda clase de imágenes)
Y no habían pasado diez minutos, cuando en todos los belinógrafos receptores de todas las redacciones de prensa, radio y televisión de los cinco continentes, iban surgiendo las imágenes del Presidente de los Estados Unidos, abatido sobre el coche, camino del hospital, y en el quirófano en estado de comatoso.
En poco más de un cuarto de hora, el mundo entero se enteró y enmudecía ante las imágenes del crimen cometido contra el hombre más poderoso de la Tierra: John F. Kennedy. http://www.rtve.es/alacarta/videos/fue-noticia-en-el-archivo-de-rtve/kennedy-15-aniversario-del-asesinato-john-kennedy/507361/
9
CONCLUSIÓN:
Este mundo tan curioso donde caben a la vez (y a partes iguales) la ternura y el espanto, adolece de una tremenda fragilidad. Cada vez se nos va pareciendo más a “Alicia en el país de las maravillas”.
César R. Docampo























































































http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2012/09/16/alicia-pais-maravillas-/ 2012-09-16T17:08:10Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario