domingo, 21 de septiembre de 2014

PROFECÍAS DE NUESTROS ANTEPASADOS LOS MAYAS.


PROFECÍAS DE NUESTROS ANTEPASADOS LOS MAYAS. La comprensión maya del tiempo, las estaciones y sus ciclos, han demostrado que el tiempo es inmenso y muy sofisticado. El tiempo maya se estampa en 17 calendarios diferentes, algunos de los cuales trazan el tiempo con toda precisión sobre un palmo de más de diez millones de años. El calendario que más ha llamado la atención global desde 1987, es el llamado "Tzolk'in o Cholq'ij". Se trata de un calendario sagrado que se fundamenta en el ciclo de “Las Pléyades”. En general, se podría afirmar que todos los calendarios indígenas registraban y guardaban huellas de puntos de viraje importantes para su historia. Un ejemplo: los guardianes de los días que estudian los calendarios identificaron un día importante en el año “Uno Reed”: "Ce Acata", así se le llamó. Ése fue el día cuando un antepasado importante profetizó que volvería "como una mariposa". En el calendario occidental, la fecha “Uno Reed” nos conduce y pone en correlación con aquel domingo de Pascua (21 de abril de 1519), día en el que Hernán Cortés y su flota de 11 galeones españoles llegaron del Este a ese lugar que hoy se llama Vera Cruz, México. Cuando las naves españolas llegaron a la orilla, los nativos estaban esperando, viendo e imaginándose qué pasaría. Mientras tanto, las velas ondulantes de las naves les recordaban a aquellos grupos de "mariposas" que desnatan la superficie del océano. Para los mayas se iniciaba una nueva era; una era que ellos habían profetizado a través de sus calendarios. Los mayas calificaron a esa nueva era con el nombre de los “Nueve Bolomtikus”, o "Nueve Infiernos", de 52 años cada uno. Cuando los nueve ciclos se desplegaron, coparon la tierra y la libertad de los nativos, dominando las enfermedades y la falta de respeto. Pues bien… Lo que comenzaba con la llegada de Cortés, duró hasta el 16 de agosto de 1987, fecha en la que muchas personas denominaron con el apelativo de “Convergencia Armónica”. Millones de personas se aprovecharon de esa fecha para hacer ceremonias en los sitios sagrados, orando por una transición suave a una nueva era: el Mundo del Quinto Sol. Desde esa fecha (16 de agosto de 1987) hasta nuestros días -afirman los entendidos- comenzó a desaparecer el brazo derecho del mundo materialista, despacio pero inexorablemente. Ya no estamos en el Mundo del Cuarto Sol; tampoco estamos en el Mundo del Quinto Sol. Estamos en el tiempo intermedio, acercándonos a la cúspide de una era que ha de dar paso a una paz durante la cual las personas viviremos en armonía con La Madre Tierra. Por el momento, estamos representando el tiempo de transición. Transición que implica una convergencia global de destrucción medioambiental; de caos social, guerras y cambios continuados en la Tierra. Todo lo cual fue previsto mediante las simples matemáticas espirales de los calendarios mayas. "Todo cambiará". No será el fin del mundo, sino “Fin de Era Cósmica”. Los mayas guardianes del tiempo ven el 21 de diciembre de 2012 como fecha de renacimiento, como una entrada al Mundo del Quinto Sol, el nacimiento de una nueva era que resultará del cruce entre el meridiano solar del ecuador galáctico y la tierra, al alinearse ésta con el centro de la galaxia. A la salida del sol el 21 de diciembre de 2012 (por primera vez en 26,000 años) el Sol y todo su conjunto, subirá a la intersección de la Vía Láctea y el plano de la eclíptica, describiendo en el cielo una gran cruz de estrellas y planetas. Esta cruz cósmica es considerada una encarnación del Árbol Sagrado, El Árbol de la Vida: ese árbol recordado en todas las tradiciones espirituales de todo el mundo. Algunos observadores dicen que esta alineación junto al corazón de nuestra galaxia en 2012 abrirá un canal para que fluya la energía cósmica a través de la tierra, limpiándola. Limpiando a la Tierra y a todos lo que moran en ella, elevándonos a todos a un nivel más alto de vibración. EL CAMINO A SEGUIR: -La fecha especificada en el calendario —el Solsticio de Invierno en el año 2012— no marca el fin del mundo. -La humanidad continuará, pero de manera diferente. Las estructuras materiales cambiarán. Y cuantos entonces vivan sobre la tierra, tendrán la oportunidad de ser más humanos. -Estamos viviendo en la era más importante de los calendarios mayas y sus profecías. Todas las profecías del mundo, todas las tradiciones, están convergiendo ahora. No hay tiempo para juegos. El ideal espiritual de esta era es la acción. - La economía es una ficción. La primera transición de estiramiento de cinco años – de agosto de 1987 a agosto de 1992— fue el principio de la destrucción del mundo material. - Lo estamos viviendo: - Los bancos son débiles. Éste es un momento delicado para ellos. El momento es tan crítico que podríamos vernos obligados a depender de la tierra y nuestras habilidades. Los sistemas monetarios ya están ingresando en el caos, y tal vez tuviéramos que depender de nuestra relación directa con la Tierra para nuestra comida y resguardo. - Ambos polos, Norte y Sur se están quebrando. El nivel del agua en los océanos va a subir. Pero al mismo tiempo va a surgir tierra en los océanos, especialmente cerca de Cuba. ... ... ... Los cuatro elementos tradicionales (tierra, aire, fuego y agua) han dominado varias épocas en el pasado. Pero existe un quinto elemento con el que habrá que contar en el tiempo del Quinto Sol: el éter. El éter es un medio que penetra todo el espacio y transmite ondas de energía en una amplia gama de frecuencias, desde teléfonos celulares hasta auras humanas. Lo que es "etéreo" se relaciona con las regiones más allá de la tierra: los cielos. El éter (elemento del Quinto Sol) es celestial, carente de sustancia material, pero tan real como la madera, el viento, una llama o cualquier piedra. Ahora mismo estamos en el reino de la oscuridad. Necesitamos trabajar juntos para la paz, y balancear (equilibrar) con el otro lado. Necesitamos cuidar de la Tierra que nos alimenta y nos alberga. Necesitamos poner nuestra mente entera y el corazón en conseguir -unidos- preservar la vida. Vivimos en un mundo de energía. Y necesitamos reactivar la energía de estos sagrados lugares. Porque... -El conocimiento real es libre. -La más grande de todas las sabidurías está en la simplicidad: Amor, respeto, tolerancia, gratitud; saber compartir y saber perdonar. -Todo lo que necesitamos está dentro de nosotros. Decía San Agustín. -Si nos encontramos con nuestro corazón, encontraremos el camino. … … … http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2011/11/17/profecias-nuestros-antepasados-mayas-/ 2011-11-17T11:45:36Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario