lunes, 22 de septiembre de 2014

LA ENTEREZA ESTÉTICA DE LA FÍSICA CUÁNTICA...


LA ENTEREZA ESTÉTICA DE LA FÍSICA CUÁNTICA...
... ¿SERÁ CAPAZ DE MUTAR NUESTRA ESPECIE? ¿ES POSIBLE QUE LA FÍSICA CUÁNTICA CONTRIBUYA DECISIVAMENTE A UNA PRONTA RECONCILIACIÓN ENTRE Ciencia y Espiritualidad? ¿QUÉ SIGNIFICAN LAS “Partículas de Dios” en la Física Cuántica del Amor? =================================================== - La vida es un concierto de todo cuanto existe. La Vida concilia las discordias y funde los contrarios, en una armonía que ajusta el conjunto a esa gran orquestación que es el VIVIR. Y “vivir”, no es más que un proceso de ENERGÍA. Y, de este modo... - Cuando las más finas energías de Vida fluyen libremente, el resultado es la buena salud. Por el contrario, las restricciones o desequilibrios de estas corrientes nos llevan al desorden y a la enfermedad. - Y todo cuanto el hombre ha imaginado, acaba siendo REALIDAD. - El objetivo de nuestra existencia consiste en APRENDER mediante la experiencia, CONOCER las lecciones de la Vida, disfrutar, reír y llorar hasta FUNDIRNOS con el Todo al final de nuestros días. Ahora bien..., - En este nuevo mundo de incertidumbres y de crisis, necesitamos una nueva y distinta visión de la Realidad. Si la Ciencia es cuestión de ensayo-error, necesitamos pensar de manera diferente. "Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino los que no sepan aprender, desaprender y aprender de nuevo" (Alvin Toffler). - “Sin ciencia el amor es impotente; y, sin amor, la ciencia es destructiva", escribía Bertrand Russell. Así pues... - Conviene tener los ojos bien abiertos, porque las puertas de Shambhala se abren una sola vez en la vida de cada uno. Se afirma en la novela “Quantic Love”, de nuestra física cuántica Sonia Fernández-Vidal. Novela donde su autora resuelve la primera Ecuación de Amor. “La física cuántica también formaliza nuestra vida cotidiana. Un tercio de nuestra economía está basada en la física cuántica. Hasta ahora arrastramos las consecuencias de pensar que el universo es como una máquina enorme, idea heredada de la física clásica o mecanicismo. La física cuántica nos plantea de repente un universo lleno de cosas fantásticas que rozan incluso la magia. La física cuántica nos entrena en una manera creativa de pensar, una manera diferente de afrontar los problemas. Sonia Fernández-Vidal ha trabajado en el acelerador de partículas del CERN; un centro abierto en la búsqueda del origen del Universo. La doctora Fernández-Vidal se ha formado también en Los Álamos, en experimentos para desentrañar la esencia de la materia. “De allí salió la primera bomba atómica. Si el CERN es un centro abierto -confiesa Sonia Fernández-Vidal-, Los Álamos es un lugar cerrado, con controles y tremendas medidas de seguridad. Es un laboratorio militar en contacto con la Universidad de California. Conversar con un físico cuántico es como tratar con un mago delirante. Para poder digerir tantos arcanos, Sonia Fernández-Vidal ha publicado dos novelas científicas, en una acertadísima simbiosis de entretenimiento y aprendizaje. Me refiero a “La Puerta de los Tres cerrojos” y “Quantic Love”. Sobre estas dos novelas científicas, hablaremos en una próxima comunicación. Antes, permítanme que les ofrezca el texto de un reciente coloquio con esta mujer tan lista, tan tierna y precoz, como tantas y tantas mujeres en las alquerías de esta tierra son. Sonia Fernández-Vidal tiene 34 años. Nació y hoy vive en Barcelona. Ha perdido la confianza en los políticos. Es más espiritual que religiosa. Además de física y novelista, practica la meditación. Y confiesa: “Modelamos la realidad con nuestra conciencia”. ENTREVISTA: PERIODISTA: ¿De qué está hecho todo? SONIA: De quarks y electrones. PERIODISTA: ¿Todo? SONIA: Todo. PERIODISTA: ¿Y de dónde vienen? SONIA: Del big bang. PERIODISTA: ¿Y dónde estaban antes? SONIA: No hay antes: tiempo y espacio comienzan ahí. PERIODISTA: Cuesta pensarlo. SONIA: Podemos teorizar una sístole-diástole de universos, o constantes big bangs en múltiples dimensiones… PERIODISTA: ¿Qué es un quark? ¿Y un electrón? SONIA: Las partículas más elementales de la materia: el núcleo del átomo está hecho de protones, y los protones están hechos de quarks. PERIODISTA: ¿Y los quarks? SONIA: Los quarks son partículas vibrantes. Las hay de diversos tipos, algunas muy raras, siendo dos las más comunes: Up y Down. PERIODISTA: ¿Y los electrones? SONIA: Partículas que son corpúsculo y onda: orbitan en torno al núcleo. Si el núcleo del átomo fuese una canica en el centro de un estadio de fútbol, ¡el electrón sería la cabeza de un alfiler orbitando por las gradas! PERIODISTA: ¡Buf, qué distancias! SONIA: Sí, el átomo es casi vacío. La materia es una suerte de vacío, una tensión energética. PERIODISTA: Así, la materia es casi una ilusión… SONIA: Y las propiedades de las partículas subatómicas desafían la lógica de la física clásica. PERIODISTA: ¿Qué propiedades son esas? SONIA: Una partícula está aquí y allí, a la vez. Todas están en todas partes a la vez. Entrelazadas con todas. Y una partícula se teleporta: su estructura puede pasar instantáneamente a otra. Como estar vivo y muerto a la vez. PERIODISTA: ¿Perdón? SONIA: Las partículas elementales ignoran el espacio- tiempo. PERIODISTA: Es un desafío para la lógica racional… SONIA: Sí, pero nuestro cerebro puede pensar también con lógica cuántica: la fantasía, la imaginación, la intuición, los sueños, la magia… ¡son también funciones neuronales nuestras! PERIODISTA: ¿La física cuántica explicará un día fenómenos extrasensoriales, la telepatía, por ejemplo? SONIA: Inspirará vías de comprensión, propondrá algunas explicaciones desde otra lógica no mecanicista. Entretanto, la ciencia ya estudia la neurología de las emociones, cómo se transmite la información cerebral, etc. PERIODISTA: ¿Y? SONIA: Los microtúbulos neuronales y su entramado en malla pueden ser mecanismos cuánticos en nuestro cerebro. ¡Tu cerebro, máquina cuántica! Quizá llevemos sobre los hombros un ordenador cuántico sin saberlo. PERIODISTA: ¿Estamos ante un salto científico? SONIA: Ante un cambio de paradigma. La física clásica escrutaba la realidad como si fuera algo externo y objetivo, buscándole una explicación mecanicista y determinista… PERIODISTA: ¿Cómo ve la realidad la física cuántica? SONIA: ¡Como un continuo del que nuestra conciencia no está separada! Así, en el momento en que te pones a observar esa realidad subatómica… ¡la estás ya modificando! (1) Primera observación personal mía: Sonia coincide con el Idealismo transcendental kantiano: Un objeto, puro objeto, se convierte en objeto de conocimiento cuando el sujeto, mediante las formas “priori” , le confiere inteligibilidad. De alguna manera, el apriorismo kantiano, supondría un antecedente de Thomas Samuel Kuhn, físico y filósofo estadounidense, fallecido en Massachusetts en 1996, autor de obras como “La revolución copernicana” (1957), “La estructura de las revoluciones científicas”, obras en las que, de alguna manera, niega la evolución lineal en el desarrollo de la ciencia e introduce el concepto de “paradigma”, marco en el que progresa mientras no sea sustituido por otro. Según Thomas S. Kuhn, el científico, al acercarse para estudiar al objeto de conocimiento, ya lo está alterando (curioso: SONIA dice “lo estás ya modificando”). Las consecuencias, son tremendas, pero obvias: Si el científico (sujeto), con sólo su presencia, altera a los objetos de conocimiento, la Ciencia es imposible en cuanto ciencia. En cuyo caso, incurrimos en el Agnosticismo y relativismo científicos. Luego no sabemos casi nada sobre el objeto de nuestros conocimientos. (Hasta aquí, mi parecer) Prosigue la entrevista a Sonia Fernández-Vidal. PERIODISTA: ¿Cómo es eso? SONIA: La conciencia del observador interfiere en el comportamiento de las partículas elementales, que reaccionan a la observación. Así, si esperas que una partícula subatómica se comporte como onda, ¡lo hace! Y si esperas que lo haga como corpúsculo, ¡lo hace! PERIODISTA: ¿Conclusión? SONIA: Que la ciencia no puede ya afirmar: “La realidad es tal verdad objetiva”. Hoy debe decir: “La realidad no es tal verdad fija y objetivable, es voluble y cambiante al observarla”. PERIODISTA: Pero sólo a escala subatómica, no a escala macroscópica… SONIA: Por eso, un gran desafío de la ciencia actual consiste en conectar ambos ámbitos de la física, unificarlos. PERIODISTA: ¿Con qué implicaciones? SONIA: Habrá que aceptar que la lógica racional no va a poder explicarlo todo. Habrá que aceptar la maravilla de la contradicción… que responde a otra lógica. PERIODISTA: ¿Cuándo nació la física cuántica? SONIA: Hace ya un siglo, con Einstein, y luego Planck, Böhr, Schrödinger y su gato… PERIODISTA: ¿A qué gato se refiere? SONIA: Schrödinger planteó un experimento especulativo: metes un gato vivo en una caja opaca con dos agujeritos, a los que lanzas un electrón. Si pasa por el de la derecha, libera un veneno y el gato muere. Si pasa por el de la izquierda, no hay nada y el gato vive. ¿Y qué hace el electrón? ¡Pues pasa por los dos a la vez! Así, ese gato… ¡está vivo y muerto a la vez! PERIODISTA: ¿Y de qué sirve todo esto? SONIA: Está empezando a aplicarse como técnica de encriptación. En cuanto intentes descifrar un código, este se modificará: ¡será imposible de desencriptar! PERIODISTA: ¿Podría la física cuántica, por ejemplo, explicar la virtualidad de la homeopatía? SONIA: Sugerirá, al menos, caminos nuevos que explorar. PERIODISTA: Ser científica y física cuántica, ¿afecta a su manera cotidiana de ser? SONIA: Pues sí, en tres aspectos: uno, me induce a pensar de modo más creativo, lateral; dos, me impulsa a actuar sin victimizarme, a construir mi realidad; y tres, me ayuda a sentir que estamos todos entrelazados. PERIODISTA: ¿Comprenderemos mejor el funcionamiento del universo con todo esto? SONIA: Es lo que anhelan los artistas, los místicos y los científicos: anhelamos lo mismo… Y cada día nos parecemos más. PERIODISTA: ¿Demostrará la física cuántica la existencia de Dios? SONIA: Defíname a Dios y entonces hablamos. … … … Pulsando sobre cada una de las imágenes tendrán a la vista múltiples campos de información, referidos a Sonia Fernández-Vidal y su sabiduría físico-cuántica. http://www.google.es/search?tbm=isch&hl=es&source=hp&biw=1366&bih= 654&q=sonia+fern%C3%A1ndez-vidal&gbv=2&oq=Sonia+Fer&aq=1&aqi=g10&aql=&gs_sm=1&gs_ upl=5476l10833l0l13965l9l9l0l0l0l0l208l996l1.6.1l8l0 … … … Desde mi Pensión Avenida, César R. Docampo PRÓXIMAMENTE: - “La puerta de los tres cerrojos”, novela cuántica, una mezcla de entretenimiento y aprendizaje. Es la novela científica del año. -”Quantic Love”, sobre la Física y el Amor. En todo el relato subyace el pensamiento de Ortega quien asemeja el enamoramiento a un estado de “atontamiento”. El enamoramiento es muy distinto al Amor. El Amor seguirá siendo siempre un misterio.
http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2012/02/19/las-jofainas-esteticas-la-fisica-cuantica-/ 2012-02-19T22:08:04Z
César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario