martes, 23 de septiembre de 2014

CUANDO EN ESTA TIERRA, LA HISTORIA ES LA HISTORIA DE UN AMOR...


CUANDO EN ESTA TIERRA, LA HISTORIA ES LA HISTORIA DE UN AMOR... ...DESPUÉS DE LA MUERTE HA DE SER SU PLENITUD. ================================= Porque..., si un hombre atravesara el Paraíso en un sueño, y le dieran una flor como prueba de que había estado allí..., Y, si al despertar, encontrara esa flor en sus manos..., ¿entonces qué? (escribió una vez Samuel Taylor). ________________________________________________________ CUANDO LA VIDA, DESPUÉS DE LA VIDA, EXISTE. Hasta no hace mucho el Dr. Eben Alexander era uno de esos escépticos recalcitrantes que argumentaba que la muerte cerebral terminaba con todo. De hecho, y siendo investigador en Harvard, sus escritos resultaban extremadamente críticos con todo lo relacionado con las denominadas ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte). Su línea argumental era como la del resto de los escépticos, a saber: Que una vez que la actividad cerebral se detenía, la falta de oxígeno (anoxia) desencadenaba una serie de fenómenos tipo túnel que terminaba con la existencia a nivel biofísico. El Dr. Alexander nunca se había imaginado que una meningitis iba a mantenerle durante ocho días en coma, dejando su cerebro inactivo. Y que, bajo estricta monitorización, otros médicos estarían determinados a certificar su fallecimiento, cuando súbitamente volvió en sí completamente cambiado y pidiendo disculpas por su escepticismo anterior. Fue entonces cuando…, Literalmente, aseveró que el Cielo existe y que tras la experiencia de la muerte, existe una dilación espacio-temporal en la que la conciencia se mantiene y se adquiere la capacidad de ver desde otro plano que no es el de la realidad material. La publicación (en la revista “Newsweek”) relata a toda página, todos los detalles de la experiencia vivida por el neurocirujano y profesor de la Universidad de Harvard, Dr. Eben Alexander durante los ocho días que duró su aparentemente irreversible estado de coma. Todo había comenzado muy temprano en la mañana del 10 de Noviembre de 2008, día en el que el Dr. Eben sintió un fuerte dolor de espalda que horas después motivó su ingreso en el mismo hospital donde habitualmente prestaba sus servicios como Neurocirujano. Sus propios compañeros le asistieron quedando perplejos ante la impotencia frente a la meningitis que le dejó en coma cerebral como consecuencia de una bacteria E. coli, que literalmente invadió su cerebro en muy pocas horas. El Dr. Alexander relata cómo salió literalmente de su cuerpo y permaneció viendo desde un plano elevado a los que rodeaban su cuerpo inerte. Poco a poco fue sintiendo cómo una secuencia de melodías y luces le guiaban hacia una extraña pasarela multicolor en la que sintió una increíble paz y un sentimiento inigualable de amor, hasta que visualizó un escenario insólito con un valle de increíbles colores verdes y hermosísimas flores de indescriptible y compleja belleza. En ese estado se encontró con seres de su pasado que le acogían con un amor indescriptible y que le acompañaban a lo largo de su viaje. En ese trance, sintió cómo una divina presencia le envolvía y le encomendaba un mensaje para que lo difundiera a su regreso. El mensaje, tal y como declaraba el Dr. Eben Alexander era: " No estás aquí para permanecer, sino para que te enseñemos las cosas para que luego regreses y las compartas con los demás". Y en efecto, tras la experiencia, de forma casi milagrosa recobró la conciencia cuando sus propios colegas que monitorizaban sus constantes cerebrales estaban dispuestos a certificar su fallecimiento por meningitis. El Neurocirujano, después de su recuperación, decidió escribir un libro titulado " Proof of Heaven" que actualmente constituye una obra de lectura recomendada a todos los neurocientíficos que están investigando activamente las ECM. … … … En palabras textuales de Eben: " No hay explicación científica para describir y entender lo que sucede tras la muerte, pero lo que sucede es una experiencia increíble". Por su parte el prestigioso físico Victor Stenger, en “Newsweek”, escribía que.., Únicamente por el hecho de que algún científico no pueda probar racionalmente nada desde el mundo de los vivos, no significa que tras la muerte acabe la existencia. Simplemente, tendremos que aceptar el hecho de que hay evidencias que al no poder cuantificar, tendemos a negar, y esta postura tampoco es científica". Por tanto, se abre un interesante campo de estudio en el que por primera vez se evidencia de forma empírica que es la experiencia de aquellos que han regresado de ECM, la que hay que tipificar y analizar para llegar a resultados reveladores sobre un fenómeno que ni el mayor de los escépticos puede ya atreverse a negar. Actualmente, el Instituto Monroe, es uno de los pioneros en el estudio de la conciencia y su explicación científica. Es pionero en el entendimiento de las ECM y de otros fenómenos psíquicos relacionados con el estudio de las manifestaciones de aquella. Los estudios revisten profundidad en el ámbito cuantitativo y cualitativo y actualmente ofrecen programas formativos avanzados para la formación de expertos, así como metodologías de investigación punteras en el ámbito científico y tecnológico. Puesto que todos nosotros tenemos a muchos de nuestros familiares en el Más Allá, el testimonio del Dr. Eben Alexander nos consuela y llena de alegría, en cuanto constatación fehaciente de que pronto volveremos a estar junto a ellos. Por ser mañana el día de Todos los Santos, y el viernes el día de los Fieles Difuntos, quiero acabar con la siguiente reflexión, reflexión original de Samuel Taylor: “Si alguna vez un hombre atravesara el Paraíso en un sueño, y en ese sueño le dieran una flor como prueba de que había estado allí…, y si, al despertar, se encontrara con esa flor en sus manos…, ¿entonces qué?”. A todos nuestros difuntos, honor y gloria eterna. César R. Docampo[/b] http://lacomunidad.elpais.com/latabernadelosmares/2012/10/31/por-tierra-es-historia-del-amor-/ 2012-10-31T23:56:35Z César latabernadelosmares@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario