domingo, 26 de marzo de 2017

LA MUERTE TIENE OJOS VERDES.

LA MUERTE TIENE OJOS VERDES.


La Vida será siempre un viaje hacia la Muerte. Y, si el morir está al alcance de todos, la Muerte tiene "los Ojos Verdes". La muerte es un gran invento: Lo que el hombre primitivo intuía desde tiempos remotos.
Cuando llegue nuestra muerte, ¿qué sucederá en esos momentos? ¿Qué hay después de traspasar ese umbral? ¿Qué ocurre cuando fallecemos? ¿Hemos de sufrir peligrosas aventuras hasta llegar a ese otro mundo, el Más Allá? ¿Hay pruebas de que ese "Más allá" existe? ¿Qué hay de leyenda y qué de Realidad?
Quien nos enseñe a Morir, nos estará enseñando a Vivir. Pues no vivimos para morir; vivimos para VIVIR. Morir es DESPERTAR en otro lugar. Y, tras la muerte, recordaremos lo que habíamos olvidado. De manera que la Muerte es la puerta del Misterio: Eso que los hombres primitivos ya intuían desde tiempos remotos.
Y, entonces, la ausencia de Fe en el Más allá, supone la ausencia del sentido de la Vida. Pero surgen el Samsara, nirvana, cuerpo astral, Karma y Reencarnación; se trata de términos y creencias milenarias, más antiguas que el Cristianismo y el Islam.
Y existen muchos mundos, además del mundo ordinario: El mundo psíquico, el mundo de los sueños, el mundo existencial, los mundos pasados y los mundos por venir...Según el Chamanismo más esencial, el Universo es sagrado; todo tiene un significado y un propósito. Los humanos somos espíritus que tomaron forma en un cuerpo extenso. Todos hemos descendido, desde nuestro hogar que está en los Cielos, a este mundo para aprender en distintas vidas y existencias.
Según los sacerdotes druidas, la muerte era un momento muy importante, porque, siendo esta vida tan sólo un sueño, lo real estaba al otro lado, en el otro mundo.

César R. DOCAMPO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario