martes, 17 de noviembre de 2015

ME QUEDARÉ CON TU VOZ. NO NECESITO TUS PALABRAS.






Habla la Diosa  "ISIS".
          Me quedaré con tu voz, no necesito tus palabras. Invocaré al silencio y descubriré tus sustantivos y tus verbos. Me quedaré con tu rostro impenetrable y mis besos robarán tus besos entregados a otras mujeres a otros ensueños. Me quedaré con la tibieza de tus manos y me desprenderé de esas caricias que ya no recuerdo. Desataré la lujuria de mi cuerpo y arrojaré muy lejos el cilicio que sujetó mi cintura tanto tiempo.

          Invocaré a los dioses de mis antepasados, uniéndome a ellos en una plegaria atea para desordenar el universo; inventaré signos lingüísticos para evocar al tiempo y, nadie sabrá nunca por qué te sigo queriendo.

           Seguiré mi camino que hoy no tiene luces que le guíen al destierro, junto a las simas de los bosques volverë a construir mi cabaña con lilium y con mimosas sin ningún miedo.  Nadie sabrá nunca que sin tí me muero.

            ¿Otro otoño màs?  No quiero... Discutiré con cada golondrina que busque mi seno, nadie dormirá en mi lecho si tú no vienes cada noche para ser mi dueño. Diré adiós a los sueños, a los misterios, al alba y a ese atardecer inquieto que te busca, que te añora, que te necesita entero.

             ¡Ve! Márchate lejos muy lejos, que no te encuentre mi voz, ni mis manos ni mi cuerpo...

----------------------------------


"¡Oh Darling!", de los Beatles. Canta una niña. 4,41 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario